El objetivo de “La Ola” era combinar una arquitectura interesante con un valor excepcional para el dinero. Visto que la estructura de soporte era simple, el material de la fachada tenía que ser ligera y extremadamente robusta, con facilidad de adaptación a diferentes figuras. El alto contenido de sal debido a la cercanía del mar y la humedad relativamente alta requería de un material que pudiera cumplir con los estrictos requisitos de resistencia a la corrosión que marca la ley holandesa.

Los 49 apartamentos de “La Ola” tienen salones que dan al lago. Este edificio está ubicado en una dirección de prestigio la ciudad de 170.000 habitantes de Almere, que, al igual que toda la zona de los alrededores, fue ganada al mar.

Con este proyecto, René van Zuuk ha demostrado que la arquitectura no tiene por qué ser aburridas cajas de zapatos para ser a la vez funcional y barata. La redefinición de chapa ondulada, con algo de aluminio liso, lacado al horno, es el logro de este arquitecto.

Desde una distancia y un ángulo determinado su bloque de departamento en Almere parece futurista. Parece fuera de orden, nada parece ser recto o estar en el lugar correcto. Los elementos de la fachada parecidos a escamas casi parecen caer de las paredes, dispuestos a modo de escalones, tanto vertical como horizontalmente. Puede ser inusual y requiere algo de tiempo para acostumbrarse, pero también es muy atractivo.

ola

ola 2

ola 6

ola 5

ola 4

ola 3

 

Leave a comment